ARCANGELES, MAESTROS ASCENDIDOS

Loading...

martes, 3 de mayo de 2011

ANGEL DE LA ABUNDANCIA: DIOSA DE LA PROSPERIDAD Y FORTUNA

También conocida como Abundantia, Habone, Fulla. Es conocida por algunas personas como un ángel de la abundancia y por otras como una diosa de la prosperidad y de la buena fortuna, siendo muy milagrosa en ambos casos.
Ayuda a
*Atraer todo tipo de abundancia.
*Proteger los ahorros, las inversiones financieras y la riqueza.
*Proteger las posesiones valiosas.
*Superar ciertas dificultades económicas o aprietos.
Muchos siglos atrás la imagen de Abundantia adornaba las monedas romanas. En la mitología romana, Abundia traía dinero y cereales a las personas mientras éstas dormían, dejando caer sus regalos al agitar la cornucopia que siempre llevaba consigo.
En la mitología escandinava se la llamaba Fulla, la primera y favorita asistenta de Frigg (diosa escandinava de la atmósfera y las nubes). Ella cargaba con los objetos de valor de Frigg y también actuaba como su intermediaria, realizando favores para los mortales que invocaban a la diosa en busca de ayuda.
Cada vez que veo a Abundia, las monedas de oro caen mágicamente de ningún recipiente en concreto. Las monedas parecen salir de ella, e incluso seguida, acompañadas de un sonido metálico y musical similar al que producen las bailarinas del vientre al hacer tintinear sus trajes adornados con monedas.
Su imagen es de una gran belleza y una pureza angelical, es muy paciente y rebosa amor. Yo soy un camino regado que conduce a la poderosa Fuente de todas las cosas -dice-. Es un gran placer para mí recompensar vuestros esfuerzos. Para mí, el sonido de la gratitud y la alegría cuando alguien es rescatado por mi intervención es el éxtasis. Estoy aquí para servir, para ayudarte a planificar una dicha económica ininterrumpida y para mostrarte tesoros que aún no conoces.
Abundantia es como una elegante anfitriona que te pregunta constantemente si necesitas algo y luego satisface amorosamente cada uno de tus deseos. También entra fácilmente en tus sueños, -dice- para responder a cualquier pregunta que puedas tener sobre altas finanzas, inversiones y cosas por el estilo. No olvides jamás que las finanzas pueden alimentar proyectos de sanación y darte libertad en lo que al tiempo se refiere. Pero el dinero también puede ser una trampa si te dejas gobernar por la preocupación y la inquietud. Ahí es donde entro yo: para serenar esos pensamientos inferiores y llevarte al elevado camino de la prosperidad.

COMO INVOCAR LA AYUDA DE ABUNDIA:
Conseguiremos una imagen (estampa o figura) de Abundia, la colocaremos en nuestro altar y antes de rezar su oración tendrá una o varias de estas ofrendas (tú eliges la ofrenda):
*flores blancas.
*una vela verde elaborada con esencia de sándalo.
*inciensos de sándalo.
*fruta fresca como limones, naranjas o limas (bien verdes).
*pastel de limón.
En el caso de la comida se la dejamos en el altar hasta que esté en buenas condiciones. Por ej. si vemos que un limón empieza a madurar y a quedarse un poco feo, se tira a la basura y le ponemos una ofrenda nueva.
Le diremos: HERMOSA ABUNDIA, GRAN SER ANGELICAL DE LA ABUNDANCIA, TE OFREZCO ESTA VELA, O ESTAS FLORES O ESTA FRUTA, EN AGRADECIMIENTO AL FAVOR QUE ME VAS A CONCEDER...
NO ES NECESARIO FIJARSE EN UNA FASE LUNAR DETERMINADA Y SE PUEDE COMENZAR CUALQUIER DÍA.
LA ORACIÓN SE REZA DE 3 A 21 VECES AL DÍA y SE REZARA LOS DÍAS QUE CONSIDEREMOS NECESARIOS, HASTA QUE NOS CONCEDA LO QUE LE PEDIMOS.

ORACIÓN:
Tráenos Abundia toda tu Abundancia.
Tráenos caudales de tus riquezas,
serenidad para tenerlas y amor divino para obtenerlas.
Tráenos la fe de tu riqueza.
Tú, gran Abundia, danos riqueza de pensamiento,
de sentimiento.
Traenos Señora tus frutas frescas,
tráenos verduras,
tráenos dulzura.
Tráenos también oro bendito.
Tráenos tus piedras, rubíes, zafiros.
Tráenos, tú, prosperidad.
Abre las arcas, saca tu cuerno de la abundancia
y abre la llave del manantial;
chorros caudales danos y báñanos sobre todo con el amor supremo de Dios,
con el fervor de la oración,
con tanta fe, seguridad, prosperidad,
de las manos de Dios.
Abundia, Abundia, Abundia,
gran Ser angelical de la Abundancia
te pedimos a ti con amor,
que escuches con gran fervor esta plegaria
oración de petición.
Te agradecemos a ti señora Abundia,
que traigas abundancia de planes nuevos y cosas nuevas,
todas benditas por Dios nuestro amoroso Señor.
Amén.

LES DEJO OTRAS ORACIONES QUE LE PUEDEN REZAR
(ESCOJAN SOLAMENTE UNA, la que más se adapte a tus necesidades):
*SEGUNDA ORACIÓN:
Como muestra de tu fe en la voluntad de los Cielos de ayudarte, sostén una o más monedas en la mano (un número impar y que sean doradas) que no utilizas para escribir (que es tu mano receptora) y di:
Hermosa Abundia, deseo ser como tú:
despreocupada y llena de fe en que mis necesidades ya han sido cubiertas de todas las maneras.
Ayúdame a reemplazar cualquier preocupación sobre el dinero con alegría y gratitud. Ayúdame a abrir los brazos para que el Cielo pueda ayudarme fácilmente.
Gracias por tu guía, por todos tus dones y tu protección.
Estoy verdaderamente agradecido/a y sumamente feliz y satisfecho/a. Ahora me suelto y me relajo en el conocimiento de que cuidarás de mí completamente, de inmediato y en el futuro.

*ULTIMA ORACIÓN A ABUNDIA:
Abundia, Abundia, Abundia,
gran ser angelical de la Abundancia y
la Prosperidad Divina,
yo vengo aquí al valle sagrado de la petición sincera,
de la petición divina.
Extiendo mis brazos hacia ti, amada Abundia y
con gran respeto ofrendo mis peticiones
para que sean saciadas con tu Divina voluntad y
con toda tu fuerza y tu divina y extraordinaria potencia.
Abundia, Abundia, Abundia,
úngeme en el mar sagrado de tu divina prosperidad y
báñame con el chorro de los caudales
del río sagrado de la abundancia;
dame sabiduría para obtener cada una de las bendiciones que recibo, que estoy recibiendo y que voy a recibir de tus grandiosas bendiciones por tu bendita mano.
Dame oro que es el metal más puro
para purificar mis bolsillos;
dame rubíes, dame zafiros, dame diamantes y
dame olivos,
llaves divinas para abrir puertas y
que esas puertas lleven a mí y a mi familia
por senderos de prosperidad y de abundancia infinita.
Y que todo tu poder y que toda tu fuerza caiga y recaiga sobre mí,
sobre mis manecillas, sobre las arcas de mi hogar y
sobre todo, sobre la certeza firme de que tú abrirás
ese grandioso Reino de Prosperidad y de Abundancia
para poder obtener y saciar todas aquellas peticiones
que en mí esperan, y que se realice de inmediato
en el momento de yo leerlas, de yo sentirlas y
de escucharlas, y que esto
Así es, Así es, Así es